viernes, 9 de abril de 2010

Sacudida


La palabra se dilata y se contrae,
coge y toma gestos de borracho en octavo día.
La palabra es congénita y brama por mis rodillas
contrastes de lienzo y saliva.
El parpadeo genital nunca se concibe en el verso que no escribo ni siento.
La palabra arde como tu senos en agosto,
es así sencillo y sucio.
Yo te miro a los ojos,
y tu me esperas desde los alvéolos de tu respiración.

2 comentarios:

Sílice dijo...

Pues esto tanto si es antiguo como si no, me gusta. Así que mándamelo a la radio...no tienes excusa.
Un abrazo.

el fallecido chico burbuja dijo...

Pues va ser que es antiguo!! Te lo mandaré Inma, o si quieres cogerlo, de aquí con toda la confianza del mundo!!


un abrazo y hasta pronto!!